Si el verano pasado fueron Huawei, Pipas G o Granini, este año otra marca (esta vez del sector restauración) se apunta a regalar el que parece ser el objeto de deseo de todos los veranos, la colchoneta. El diseño de los flotadores gigantes está basado en los icónicos productos de la cadena de comida rápida.